01 All Under The Celestial Cap
02 Noon At Ural
03 Sacred Millstone
04 Caravan Orient
05 Mandala

LINK
RAPIDSHARE @ 320 KBPS

Boris Kovač es un músico nacido en el año 1955 en Novi SAd, Vojdvodina, provincia autónoma de Serbia (con bandera, parlamento, himno, pero para Serbia es aún provincia), ex-yugoslavia, sin embargo, hasta el día de hoy, Boris prefiere llamarse a sí mismo como Yugoslavo, cosa que le respetaremos. Intérprete en saxofón de profesión, participó de la composición de piezas musicales para el teatro principalmente, sin embargo, como cuenta en su autobiografía en su sitio, no lograba encontrar el rumbo, que él define en tres etapas: el hogar, el camino y el ser, siendo el hogar la visión desde donde el artista comienza a plasmar su obra, el camino los recursos a utilizar, los métodos, y finalmente el ser, el resultado artístico final a mostrar. Es así como en el año 1986 comienza su carrera discográfica, siendo desde entonces la ventana por la cual ofrece su visión de la música.

Su primer disco llamado Ritual nova, es fiel al prejuicio que nos podría causar su magnánimo sobrenombre, una música contemporánea con raíces en la música popular y tradicional de la región de Vojdvodina, que agrupa en un territorio equivalente al de Santiago nada menos que 27 nacionalidades, recurso aprovechado por Kovac, quien además es capaz de utilizar su instrumento, el saxo, probando todas sus posibilidades tímbricas, y como recurso tanto rítmico como melódico. Mención especial para la pieza Tri metafizicke folklorne teme, tres metafísicos temas folclóricos, creo que es lo suficientemente elocuente como para agregar algo más.

Las segundas partes sí pueden ser mejores que las primeras, sin desmerecer la primera. Ritual Nova II (1989) fue quizá la continuación de un concepto musical, solo que ahora Vojdvodina se convirtió en el hogar, pues el camino nos lleva hasta oriente, hasta la región altaica pasando por el cáucaso. La segunda pieza, es un acompañamiento precioso a un motivo brevísimo interpretado por el saxo, en donde Kovac demuestra que intervalos disonantes, son solo medios para otras formas de bella armonía, además de utilizar con sutileza elementos de la electroacústica, como secuenciar usando osciladores. También cabe destacar Mandala, saludo a la técnica de concetración budista consistente en la representación gráfica de símbolos de la vida de buda, mostrada hace un tiempo por un miembro del foro que olvido quien fue.